El Megxit ilustra el punto de inflexión implacable del Brexit

Por

La salida del príncipe Guillermo y de su esposa Meghan de la « firma » –el nombre con el que la Casa Real británica le gusta denominarse a sí misma– parece una metáfora del darwinismo social derivado del Brexit. Los partidarios de la salida de la Unión Europea hacen soplar vientos de chovinismo en Reino Unido.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

En Reino Unido, se ha producido el Megxit, es decir, la salida de la pareja principesca formada por el duque y la duquesa de Sussex, conocidos en todo el mundo por sus nombres de pila, Guillermo y Meghan. Ese proceso de retirada regia dice mucho del pasado de una monarquía marcada por la ilegitimidad subrepticia, pero también del presente de una sociedad minada por un racismo desenfrenado, así como por el futuro político de un país que pronto se caracterizará por el « cada uno a lo suyo »característico del Brexit, previsto para el 31 de enero.