El Ejército colombiano asesinó a miles de civiles para hacerlos pasar por guerrilleros

Por PAUL BEJANNIN

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Desde Bogotá (Colombia).- A pocos metros del famoso Museo del Oro, Raúl Carvajal termina de colocar las pancartas frente a su camión. Como cada mañana, este hombre de 73 años se ha despertado al alba en el aparcamiento de una gasolinera de la capital colombiana donde estaciona su vehículo para pasar la noche. Desde hace más de 13 años, ha hecho de su vehículo su casa para recorrer Colombia, mientras reclama una investigación oficial sobre la muerte, en septiembre de 2006, de su hijo, soldado, a la edad de 29 años.