Palabra clave : Abdallah Senoussi

Financiación libia: Nicolas Sarkozy interrogado por los jueces

Por y
Nicolas Sarkozy y Mouammar Kadhafi, el 10 de diciembre de 2007, en París. © FRANCK FIFE/AFP Nicolas Sarkozy y Mouammar Kadhafi, el 10 de diciembre de 2007, en París. © FRANCK FIFE/AFP

Bajo triple acusación en el dossier, el expresidente francés se arriesga a una agravación de su situación penal a raíz de los últimos descubrimientos de los investigadores y de una reciente decisión del Tribunal de Apelación de París. Mediapart revela extractos inéditos.

Una persona del entorno de Sarkozy recibió medio millón de euros de dinero libio en una cuenta secreta

Por y
Nicolas Sarkozy y Mouammar Gadafi junto a sus interpretes. Detrás de Gadafi, Moftah Missouri. © DR Nicolas Sarkozy y Mouammar Gadafi junto a sus interpretes. Detrás de Gadafi, Moftah Missouri. © DR

Se trata de un punto de inflexión en el affaire Sarkozy-Gadafi. Thierry Gaubert, excolaborador de Nicolas Sarkozy y amigo íntimo de su mano derecha Brice Hortefeux, recibió en febrero de 2006, en una cuenta secreta en las Bahamas, un año antes de las presidenciales, 440.000 euros de las arcas del régimen de Gadafi, según una investigación de Mediapart. El dinero transitó por una sociedad offshore del intermediario Ziad Takieddine, que centralizaba las transferencias libias.

El plan secreto del clan Sarkozy para «exonerar» al cerebro del atentado contra un avión francés en 1989

Por y
Abdallah Senoussi, en agosto de 2011, antes de la caída del régimen libio. © Reuters Abdallah Senoussi, en agosto de 2011, antes de la caída del régimen libio. © Reuters

Según los nuevos documentos reunidos por un diputado de Trípoli, Thierry Herzog, amigo y abogado de Nicolas Sarkozy, ofreció, en noviembre de 2005, su ayuda para anular el mandato de arresto y la condena que pesaba sobre Abdallah Senoussi, cuñado de Gadafi, condenado a cadena perpetua por el atentado contra el DC-10 de la compañía francesa UTA en 1989, que dejó 170 víctimas mortales, entre ellas 54 ciudadanos franceses. Thierry Herzog fue conducido hasta Trípoli por Francis Szpiner, el abogado de las víctimas del atentado.