Palabra clave : Air France

Los peligros del clima de tensión al que se enfrenta Macron

Por
El 28 de febrero, Emmanuel Macron se declaró a favor de una reforma del estatuto de los trabajadores ferroviarios. © Reuters El 28 de febrero, Emmanuel Macron se declaró a favor de una reforma del estatuto de los trabajadores ferroviarios. © Reuters

Esta semana será clave para el futuro del mandato de Emmanuel Macron. La compañía de ferrocarril (SNCF), Air France, Carrefour, las universidades... los bloqueos se multiplican en Francia. Para el poder, todos ellos tienen su origen en un miedo irracional al « mundo nuevo ». En la práctica, lo que amenaza al presidente es más bien el desgaste del viejo discurso sobre la austeridad.

Por qué una compañía como Air France quiere seguir reduciendo personal

Por
Frente a la sede de Air France, el 5 de octubre. © Reuters - Jacky Naegelen Frente a la sede de Air France, el 5 de octubre. © Reuters - Jacky Naegelen

Los pilotos no son los únicos que rechazan el plan propuesto por la dirección de Air France. La empresa se enfrenta a una reestructuración masiva desde 2009. Y por una buena razón: la aerolínea navega en un mercado europeo maltrecho, que se ve acorralado por las compañías de bajo coste y sus competidores directos del Golfo Pérsico, que reciben jugosas subvenciones públicas en sus respectivos países. 

Air France: la imagen de frustración

Por
El director de recursos humanos de Air France agredido por los manifestantes.  © Reuters El director de recursos humanos de Air France agredido por los manifestantes. © Reuters

Dos directores a la fuga evacuados de la sede de Air France, camisas y trajes hechos jirones. Una imagen terrible para los sindicatos de la aerolínea. Pero, sobre todo, una imagen de la frustración de su personal ante la amenaza de más de 2.900 despidos.

Empleados estadounidenses de « un socio » de Air France denuncian sus precarias condiciones laborales

Por

Durante la asamblea general de la aerolínea Air France, dos empleados de Flying Food, cliente y socio de la compañía francesa, pusieron entre las cuerdas a sus accionistas. Después de hacer oídos sordos durante meses, la administración ha prometido presionar a la sociedad estadounidense para que respete los derechos de sus trabajadores.