Palabra clave : ejército francés

Militares franceses comprometen la seguridad de sus operaciones al exhibirse en las redes sociales

Por y SÉBASTIEN BOURDON Y ANTOINE SCHIRER
Ejemplos de publicaciones de « Miguel » en Instagram (detalles difuminados por Mediapart). © Capturas de pantalla/Instagram Ejemplos de publicaciones de « Miguel » en Instagram (detalles difuminados por Mediapart). © Capturas de pantalla/Instagram

Mientras que el Ejército prohíbe a sus soldados publicar información sensible online, Mediapart ha detectado, a través de diversas aplicaciones, más de 800 perfiles de soldados franceses desplegados en el extranjero y más de 200 perfiles de miembros de las fuerzas especiales. El Estado Mayor sigue siendo evasivo en cuanto a las medidas adoptadas para contener un problema que podría poner en peligro la seguridad de las fuerzas militares.

Víctimas colaterales del Ejército francés: entre los bastidores de las compensaciones secretas

Por
Narcisse Mbetinguiza en su casa, en Bangui, el 13 de enero de 2018. © JB Narcisse Mbetinguiza en su casa, en Bangui, el 13 de enero de 2018. © JB

La práctica es frecuente pero casi desconocida: los militares franceses pagan regularmente una compensación financiera por sus « daños colaterales », la mayoría de las veces civiles extranjeros. Ni siquiera los parlamentarios tienen derecho a supervisar este dinero público. Sin embargo, este es el destino que Francia reserva para aquellos a quienes hiere, mata o priva de su propiedad. Mediapart revela los entresijos de estos acuerdos amistosos.

Los abusos impunes de la operación Sangaris

Por JUSTINE BRABANT y LEÏLA MIÑANO
Con una duración prevista de seis meses, la operación Sangaris permaneció casi tres años en la República Centroafricana. Con una duración prevista de seis meses, la operación Sangaris permaneció casi tres años en la República Centroafricana.

Presentada como un « éxito » por el Ministerio de Defensa francés, la operación Sangaris se retiró de la República Centroafricana, a finales de octubre de 2016, dejando tras de sí múltiples denuncias de violaciones y agresiones sexuales, incluyendo el abuso de menores. Mientras la justicia francesa investiga estas acusaciones, la lista de víctimas continúa aumentando.