Palabra clave : elecciones catalanas

Elecciones en Cataluña: guía para saber quién gana y quién pierde

Por y fernando varela
Mitin de la izquierda independentista ERC, el martes 18 de diciembre de 2017, el último día oficial de campaña, delante de la prisión madrileña donde se encuentra su líder, Oriol Junqueras. © Reuters / Sergio Perez Mitin de la izquierda independentista ERC, el martes 18 de diciembre de 2017, el último día oficial de campaña, delante de la prisión madrileña donde se encuentra su líder, Oriol Junqueras. © Reuters / Sergio Perez

La votación de este jueves, convertida de hecho en un plebiscito sobre el futuro de Cataluña, tiene que decidir si premia o castiga la estrategia unilateral del independentismo catalán. Los votantes también juzgarán a los partidarios del artículo 155 y decidirán quién va a liderar a partir de ahora cada uno de los bloques que dividen la política catalana.

El problema de explicar los problemas de España

Por y ramón lobo
Ilustración: torero frente al muro. © infoLibre Ilustración: torero frente al muro. © infoLibre

El 21D, fecha en la que se celebrarán las elecciones autonómicas catalanas, no es una disputa entre dos bloques homogéneos. Existe una pluralidad de voces y tendencias en Cataluña, incluso dentro del independentismo, y en España. El problema no es Cataluña, sino España. Cataluña sería un síntoma de una enfermedad mayor. Análisis de Ramón Lobo, periodista y colaborador de infoLibre, socio editorial de Mediapart, sobre la situación actual de la política española. 

Cataluña: mayoría absoluta independentista en escaños, pero no en votos

Por y Manuel Rico
Artur Mas, en el centro, y Oriol Junqueras (ERC) a su izquierda, la noche del domingo en Barcelona. © Sergio Perez - Reuters Artur Mas, en el centro, y Oriol Junqueras (ERC) a su izquierda, la noche del domingo en Barcelona. © Sergio Perez - Reuters

72 de los 135 escaños en juego y el 47,8% de los sufragios. Esa es la fuerza que han sumado los independentistas catalanes, con el 99,5 % del voto escrutado. Un resultado que avala el proceso soberanista impulsado por Junts y la CUP, pero que muestra un punto débil evidente: la mayoría de los catalanes no ha votado por la independencia. Artur Mas se perfila de nuevo como president.