fascismo

La catástrofe está en marcha

France — Opinión

Abofeteado por un hombre que coreaba un grito de guerra monárquico, el presidente de la República, Emmanuel Macron, llamó a « relativizar este incidente » y añadió: « Todo va bien ». No, todo va mal: este gesto expresa la violencia de la extrema derecha desatada por el cinismo y la irresponsabilidad del poder macronista.

Una red neonazi en el Ejército francés

France — Investigación

Mediapart saca a la luz 50 casos de soldados neonazis que no vacilan a la hora de mostrar sus convicciones en los cuarteles o durante sus misiones como miembros del Ejército francés. « Los elementos planteados por la investigación de Mediapart son muy graves », reconoce el Ministerio de las Fuerzas Armadas.

La estética neofascista de los asaltantes del Capitolio

International — Crónica

En Washington, el 6 de enero, los partidarios de Trump escenificaron una verdadera batalla de cuerpos: masculinos, blancos, soberanos y sin mascarilla. Se trata de una respuesta directa a la revolución transfeminista y antirracista en curso, y un signo de una reforma patriarcal y colonial en plena construcción.

Decir no al desastre

France — Opinión

Contra Marine Le Pen, nosotros votaremos por Emmanuel Macron el domingo 7 de mayo. No será para aprobar su programa, sino para defender la democracia como espacio de libre crítica, una crítica que no excluye las políticas del candidato de En Marche!. Puesto que con la extrema derecha identitaria y autoritaria, este derecho fundamental será, sin duda, cuestionado. 

Le Corbusier: pensamiento fascista y « ciudad radiante »

ESSAIS — Entrevista

¿Se debe conmemorar el 50 aniversario de la muerte de Le Corbusier en el Centro Pompidou? Este es uno de los interrogantes arrojados por tres obras que revelan nuevas informaciones sobre la adhesión al fascismo de uno de los arquitectos más conocidos del siglo XX. Entrevista a François Chaslin, autor del libro Un Corbusier.

Aurora ultra en Europa

International — Opinión

El matonismo de ultraderecha se está convirtiendo en una grave amenaza a la seguridad ciudadana de Europa. Desde la matanza del neonazi noruego Anders Breivick del verano de 2011 al asesinato la semana pasada de un rapero por un fanático del Amanecer Dorado griego, pasando por el asalto a la sede madrileña de la Generalitat perpetrado el pasado 11 de septiembre por una banda de falangistas, las agresiones se multiplican en el continente.