Palabra clave : Proche-Orient

En Turquía, el partido HDP cuenta con una multitud de retos

Por
El co-presidente del HDP, Selahattin Demirtas (segundo desde la derecha) celebra su victoria con los miembros de su partido. © Murad Sezer/Reuters El co-presidente del HDP, Selahattin Demirtas (segundo desde la derecha) celebra su victoria con los miembros de su partido. © Murad Sezer/Reuters

Con el 13% de los votos y 80 diputados obtenidos en las elecciones parlamentarias del 7 de junio, el Partido Democrático del Pueblo (HDP) acabó con la ambición del presidente Recep Tayyip Erdogan de establecer una constitución a su medida. Se pone de manifiesto una verdadera fuerza de izquierdas que no puede ser reducida, como de habitud, al calificativo « partido kurdo ».

«Erdogan es nuestro Ataturk», aseguran sus partidarios

Por
Erdogan à la conférence Turquie-Union Européenne, vendredi 7 juin à Istanbul © PP Erdogan à la conférence Turquie-Union Européenne, vendredi 7 juin à Istanbul © PP

El partido el el poder, el AKP, pierde apoyos en las encuestas aunque mantiene su hegemonía en la sociedad turca. «Erdogan nos va a llevar lejos porque es un gran hombre», dicen sus seguidores, que admiten excesos de la policía pero exculpan al primer ministro.

Turquía: un futuro político incierto para el parque Gezi

Por
Le centre culturel Atatürc, mardi soir à Istanbul  © PP Le centre culturel Atatürc, mardi soir à Istanbul © PP

Convertida en punto de encuentro de distintas organizaciones políticas unidas en oposición al primer ministro turco, la plaza Taksim no se vacía. El Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal de la oposición, está en plena mutación e intenta salir de la sombra de la forma más discreta posible para, a medio plazo, captar el descontento de los manifestantes. Enviado especial a Estambul

Primavera turca

Una de las últimas manifestaciones en Turquía. Una de las últimas manifestaciones en Turquía.

¿Qué tienen que ver los sucesos de Estambul con lo que hemos dado en llamar “primavera árabe”, una sucesión de protestas juveniles que ya ha conseguido enviar al museo de los horrores a los autócratas egipcio, tunecino, libio y yemení, y lleva dos años poniendo en apuros al sirio? Por Javier Valenzuela, director de tintaLibre