Palabra clave : répresion

En las cárceles marroquíes, un periodista entre la vida y la muerte

Por y ROSA MOUSSAOUI (L'HUMANITÉ)
El periodista Soulaimane Raissouni, ahora en prisión y en huelga de hambre desde hace dos meses, recibía a su sobrina Hajar Raissouni, indultada por el rey tras el clamor internacional por su condena a un año de prisión por aborto ilegal y relaciones sexuales fuera del matrimonio, cuando fue liberada de la cárcel en 2019. © FADEL SENNA/AFP El periodista Soulaimane Raissouni, ahora en prisión y en huelga de hambre desde hace dos meses, recibía a su sobrina Hajar Raissouni, indultada por el rey tras el clamor internacional por su condena a un año de prisión por aborto ilegal y relaciones sexuales fuera del matrimonio, cuando fue liberada de la cárcel en 2019. © FADEL SENNA/AFP

Soulaimane Raissouni, ex redactor jefe del diario Akhbar al Yaoum, lleva un año en prisión, sin juicio, y casi dos meses en huelga de hambre. Este flamante editorialista, que no siente ninguna simpatía por la monarquía marroquí, niega todas las acusaciones de « atentado al pudor » y « secuestro » que se le imputan.

Palabras clave similares

En Arabia Saudí, «ser feminista es un peligro» que lleva a la cárcel

Por
Loujain al-Hathloul en su salida de la cárcel. © DR Loujain al-Hathloul en su salida de la cárcel. © DR

En Arabia Saudí, el feminismo ha sido el movimiento « más ruidoso » de los últimos años y, por tanto, el más reprimido, explica a Mediapart Lina al-Hathloul, hermana de la activista feminista Loujain, encarcelada durante casi tres años por defender el derecho de las mujeres a conducir.

La Justicia de Hong Kong, el otro campo de batalla de la protesta contra Pekín

Por
Un manifestante arrestado en Tsuen Man en Hong Kong el 25 de agosto de 2019. © Reuters/Thomas Peter Un manifestante arrestado en Tsuen Man en Hong Kong el 25 de agosto de 2019. © Reuters/Thomas Peter

En los saturados tribunales de Hong Kong, las audiencias se suceden, presionando al sistema judicial, pero también a los jóvenes manifestantes que lideran las protestas. Pekín pretende utilizar el Poder Judicial como arma política y exige que se juzgue con severidad a quienes luchan por la libertad y la independencia de la justicia.

«Chalecos amarillos»: la violencia del Gobierno aviva la violencia del país

Por
Una obra del artista Pascal Boyart, PBOY, en homenaje a los « chalecos amarillos » en un muro de París, el 7 de enero. © Reuters Una obra del artista Pascal Boyart, PBOY, en homenaje a los « chalecos amarillos » en un muro de París, el 7 de enero. © Reuters

A partir de una revuelta contra el alto costo de la vida, el movimiento de los chalecos amarillos conlleva la exigencia de una respiración democrática, del compartir y del intercambio, en lugar de la verticalidad presidencial. Responder a ella con más represión es demostrar su debilidad y su irresponsabilidad. Sí, su irresponsabilidad, porque lejos de apaciguar y unir a la gente, así es como dividimos y agravamos.

La Parisienne Libérée: «La injusticia de Alsasua»

Por
« Estos procesos representan un flagrante uso indebido de las leyes antiterroristas españolas.» © LPL « Estos procesos representan un flagrante uso indebido de las leyes antiterroristas españolas.» © LPL

En el menú de este Mix: el recital musical del proceso político de Altsasu, un affaire que entusiasma en España y en el País Vasco, en el que el antiterrorismo sirve como instrumento para reprimir las reivindicaciones antimilitaristas. El fiscal pide 375 años de prisión para ocho jóvenes vascos, acusados de haber golpeado a dos policías.

El presidente chino refuerza su poder para dejar claro su liderazgo

Por GILLES TAINE
Xi Jinping comparte una cerveza con David Cameron durante su visita de Estado a Reino Unido en octubre de 2015. © Georgina Coupe Xi Jinping comparte una cerveza con David Cameron durante su visita de Estado a Reino Unido en octubre de 2015. © Georgina Coupe

Este 2015 ha supuesto un antes y un después en la revolución silenciosa que conduce el nuevo hombre fuerte de la República Popular China. La inclinación política y el hecho de ser percibido como una amenaza representan los dos criterios principales utilizados por el régimen para aplastar a sus adversarios.