Palabra clave : violencias policiales

De los César a las violencias policiales, el viejo mundo se resiste a la revolución feminista en Francia

Por
Durante la manifestación del 8 de marzo de 2020 en París. © Lola Loubet Hans Lucas Durante la manifestación del 8 de marzo de 2020 en París. © Lola Loubet Hans Lucas

El pasado sábado 7 de marzo, la última etapa de la marcha nocturna contra la violencia machista fue violentamente reprimida en París. Una ilustración del enfrentamiento entre las militantes de la revolución feminista y los defensores del orden establecido. Entre dos mundos.

En Francia, el Gobierno autoriza el lanzamiento de granadas lacrimógenas consideradas defectuosas

Por y
Policías con lanzadores de granadas Cougar, el 24 de noviembre de 2018, en París. © Reuters Policías con lanzadores de granadas Cougar, el 24 de noviembre de 2018, en París. © Reuters

Las granadas explosivas de gas lacrimógeno GLI-F4 presentan graves defectos « identificados pero no resueltos ». En una nota con fecha del 4 de enero de 2018, obtenida por Mediapart, el fabricante Alsetex informó al Ministerio del Interior de tales fallas. Pese a ello, las autoridades francesas siguen autorizando su uso en las operaciones de mantenimiento del orden. Durante las protestas de los chalecos amarillos, estas granadas arrancaron una mano a cinco personas.

Zineb y Steve, víctimas de las violencias policiales en Francia, dramas inevitables

Por
En el muelle del quai Wilson, un graffiti representa a Steve Maia Caniço. © Elisa Perrigueur En el muelle del quai Wilson, un graffiti representa a Steve Maia Caniço. © Elisa Perrigueur

Desde hace varios meses, el Ejecutivo ha negado reiteradamente las violencias policiales, a pesar de los cientos de heridos. Al legitimar las intervenciones violentas y al eliminar las restricciones, ha permitido llegar al escenario más terrible e ineluctable: la muerte de Zineb Redouane y Steve Maia Caniço.

Un poder incendiario

Por
Emmanuel Macron en Souillac (Lot), ante 600 alcaldes, el 18 de enero de 2019. © Reuters Emmanuel Macron en Souillac (Lot), ante 600 alcaldes, el 18 de enero de 2019. © Reuters

La fábula del ataque al hospital parisino Pitié-Salpêtrière por una horda de manifestantes violentos durante la manifestación del 1 de mayo, es la mentira de más de un poder que niega la realidad de su impopularidad. Su deriva autoritaria lo convierte en cómplice de lo peor: la ruina de toda ética democrática. Mentiras y represión son las dos caras de una misma política de humillación y negación contra aquellos que, haciendo uso de su condición de ciudadanos, han salido de su aislamiento y soledad para defender la causa común de la igualdad.

Oficiales de policía franceses testimonian: «Estamos obligados a aceptar instrucciones ilegales»

Por
Manifestación de los chalecos amarillos, el 2 de febrero de 2019 en París. © Reuters Manifestación de los chalecos amarillos, el 2 de febrero de 2019 en París. © Reuters

Oficiales de la Policía Judicial de una comisaría parisina denuncian « instrucciones ilegales » de su jerarquía, en particular durante las manifestaciones de los « chalecos amarillos ». En un email que Mediapart ha podido consultar, aparece escrito que, bajo las órdenes de la Prefectura de Policía de París, los detenidos deben ser puestos sistemáticamente bajo custodia policial.

Alexandre Benalla y Vincent Crase detenidos tras las revelaciones de Mediapart

Alexandre Benalla y, en un segundo plano, Vincent Crase, el 1 de mayo de 2018 en París. © Reuters Alexandre Benalla y, en un segundo plano, Vincent Crase, el 1 de mayo de 2018 en París. © Reuters

Los jueces de instrucción encargados de la investigación sobre las violencias cometidas el 1 de Mayo, consideran que los dos excolaboradores de Emmanuel Macron violaron su control judicial al darse cita el 26 de julio de 2018.

España: el Gobierno obvia las advertencias internacionales sobre la actuación policial del 1-O y no investigará

Por y yolanda gonzález
Manifestación frente a la sede de la Guardia Civil contra las violencias policiales del 1-O, el 3 de octubre de 2017 en Barcelona. © REUTERS/Susana Vera Manifestación frente a la sede de la Guardia Civil contra las violencias policiales del 1-O, el 3 de octubre de 2017 en Barcelona. © REUTERS/Susana Vera

El Ejecutivo español insiste en que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actuaron « siguiendo las instrucciones del Poder Judicial » de forma « prudente, apropiada y proporcionada » el pasado 1 de octubre, cuando se celebró el referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña. Humans Right Watch, Amnistía Internacional, el Consejo de Europa y Naciones Unidas censuraron los abusos policiales.