Opiniónes

  • El salvajismo político del ministro francés del Interior

    Por
    Gérald Darmanin, ministro francés del Interior. © THIERRY THOREL/NurPhoto vía AFP Gérald Darmanin, ministro francés del Interior. © THIERRY THOREL/NurPhoto vía AFP

    Gérald Darmanin, investigado por recibir supuestos favores sexuales a cambio de intercesiones políticas, vinculado a un expresidente de la República triplemente acusado por los tribunales franceses, nunca debería haber tomado posesión de la cartera. Desde su ascenso, su comportamiento demuestra que su salida del Gobierno es una cuestión de bienestar público.

  • El presidencialismo francés, esta necedad política

    Por
    Emmanuel Macron en la Cumbre del G5 en el Sahel en Nouakchott (Mauritania), 30 de junio de 2020. © Ludovic Marin/Pool/AFP Emmanuel Macron en la Cumbre del G5 en el Sahel en Nouakchott (Mauritania), 30 de junio de 2020. © Ludovic Marin/Pool/AFP

    En Francia, un presidente desgastado puede cambiar la situación gubernamental por su propio placer político. Este presidencialismo nos embrutece e infantiliza. En una democracia inteligente y adulta, estos cambios serían el resultado de elecciones colectivas, las de la mayoría parlamentaria o del partido mayoritario.

  • ¿Qué clase de mundo habitaremos pasada la tormenta?

    Por Javier Valenzuela (infoLibre - Tintalibre)

    ¿Qué clase de mundo habitaremos pasada la tormenta? ¿Un nuevo capítulo del libro kafkiano y orwelliano que la humanidad está escribiendo en lo que llevamos de siglo XXI; un nuevo paso por la senda del capitalismo salvaje, el autoritarismo político y el apocalipsis climático? ¿O, por el contrario, el comienzo de una regeneración que haga compatibles las libertades individuales con la primacía del interés general sobre el particular?

  • El racismo nos asfixia

    Por
    « Dejé Estados Unidos porque tenía más respeto por el gobierno francés. ¡Ya no! », asegura un estadounidense que participó en la manifestación de París el 2 de junio de 2020, en su pancarta. © Rachida El Azzouzi « Dejé Estados Unidos porque tenía más respeto por el gobierno francés. ¡Ya no! », asegura un estadounidense que participó en la manifestación de París el 2 de junio de 2020, en su pancarta. © Rachida El Azzouzi

    Como guardianes de la paz pública, la policía es el espejo de un Estado. Cuando el racismo la gangrena, es porque el poder, sus cúspides y sus élites, están enfermas, infectadas por un odio sordo hacia la democracia, el pueblo, la igualdad. Esta constatación es válida para Francia, no sólo para Estados Unidos.

  • El presidente destituido

    Por
    El presidente Emmanuel Macron durante su discurso el 13 de abril de 2020. © Quentin de Groeve/Hans Lucas vía AFP El presidente Emmanuel Macron durante su discurso el 13 de abril de 2020. © Quentin de Groeve/Hans Lucas vía AFP

    Presidente del desorden, la penuria y las mentiras, Emmanuel Macron fracasó en sus deberes ante la prueba del Covid-19. La destitución de este presidencialismo arcaico es un imperativo político para fundar una verdadera República.

  • De los César a las violencias policiales, el viejo mundo se resiste a la revolución feminista en Francia

    Por
    Durante la manifestación del 8 de marzo de 2020 en París. © Lola Loubet Hans Lucas Durante la manifestación del 8 de marzo de 2020 en París. © Lola Loubet Hans Lucas

    El pasado sábado 7 de marzo, la última etapa de la marcha nocturna contra la violencia machista fue violentamente reprimida en París. Una ilustración del enfrentamiento entre las militantes de la revolución feminista y los defensores del orden establecido. Entre dos mundos.

  • Por Julian Assange, en defensa del periodismo

    Por
    En la manifestación en apoyo de Julian Assange el sábado 22 de febrero en Londres. En la pancarta de la izquierda: "Aplastar a Assange es el comienzo del estado de vigilancia". La pancarta de la derecha dice: "No hay extradición. Libere a Julian Assange". © Jérome Hourdeaux En la manifestación en apoyo de Julian Assange el sábado 22 de febrero en Londres. En la pancarta de la izquierda: "Aplastar a Assange es el comienzo del estado de vigilancia". La pancarta de la derecha dice: "No hay extradición. Libere a Julian Assange". © Jérome Hourdeaux

    En el juicio de extradición de Julian Assange, iniciado esta semana en Londres, el periodismo es el acusado. El fundador de WikiLeaks no es un espía, sino un activista que defiende un derecho fundamental: el derecho a saber todo lo que es de interés público. Por eso apoyamos su causa.

  • España hay más de una

    Por Javier Valenzuela (infoLibre - Tintalibre)
    Manifestación en Barcelona, el 14 de octubre, tras el duro veredicto del juicio contra los independentistas catalanes. © Reuters/Rafael Marchante Manifestación en Barcelona, el 14 de octubre, tras el duro veredicto del juicio contra los independentistas catalanes. © Reuters/Rafael Marchante

    El malestar nacionalista despierta en un momento en el que se demuestra que el Estado español no ha sabido solucionar sus pulsiones ni centralistas ni periféricas. Los nacionalismos generan comportamientos egoístas y excluyentes. Los nacionalismos se retroalimentan, la fiebre de uno se convierte en la alta temperatura de su rival.

  • El Megxit ilustra el punto de inflexión implacable del Brexit

    Por
    Meghan y Harry en Londres, el 7 de enero. © Reuters Meghan y Harry en Londres, el 7 de enero. © Reuters

    La salida del príncipe Guillermo y de su esposa Meghan de la « firma » –el nombre con el que la Casa Real británica le gusta denominarse a sí misma– parece una metáfora del darwinismo social derivado del Brexit. Los partidarios de la salida de la Unión Europea hacen soplar vientos de chovinismo en Reino Unido.

  • El presidente y el sospechoso

    Por
    Emmanuel Macron y Nicolas Sarkozy, en marzo de 2019, en la meseta de Glières. © Ludovic Marin/Pool/AFP Emmanuel Macron y Nicolas Sarkozy, en marzo de 2019, en la meseta de Glières. © Ludovic Marin/Pool/AFP

    ¿Podemos imaginar que un hombre sospechoso de múltiples robos, de carterismo, o de agresión sexual tenga el privilegio de representar a Francia en el extranjero? No. Y sin embargo, un hombre sospechoso de corrupción, tráfico de influencias o financiamiento ilícito de campañas presidenciales puede hacerlo. Se trata de Nicolas Sarkozy. Gracias a Emmanuel Macron.