Opiniónes

  • El rostro más amargo del egoísmo y del miedo

    Un niño sirio a su llegada a la isla de Lesbos, 22 de octubre de 2015. © Yannis Behrakis (Reuters) Un niño sirio a su llegada a la isla de Lesbos, 22 de octubre de 2015. © Yannis Behrakis (Reuters)

    Europa es incapaz de poner en marcha políticas coherentes dirigidas a acoger a los refugiados. Acaba de ponerse de manifiesto con la externalización de la crisis migratoria a Turquía, medida que deja de lado los valores fundamentales de la Unión Europea.

  • Contra la islamofobia, en defensa del otro

    Por

    Una sala de rezo musulmana fue saqueada en Ajaccio, el 25 de diciembre, el día de Navidad, bajo gritos « Arabi Fora » (« Árabes fuera »), « Estamos en nuestra casa » y « Hay que matarlos ». Atizada por los discursos políticos y mediáticos, la islamofobia pasa de las palabras a los actos, abriendo las puertas al odio hacia el otro, cualquiera que sea. 

  • La última ruptura

    Por

    Introducir en nuestra Constitución la retirada de la nacionalidad para los binacionales nacidos franceses será un atentado contra la República, arruinando su principio de igualdad para todos los ciudadanos sin diferenciar entre su origen. Llevando a cabo este proyecto, la presidencia de Hollande y el gobierno de Valls firman su propia retirada política, la última ruptura con el pueblo de izquierdas que les eligió.

  • La democracia no es la guerra

    Por

    El debate sobre el estado de urgencia es una cuestión de eficacia : ¿cuál es la respuesta adecuada al desafío totalitario del Estado islámico? La escalada de seguridad es una respuesta a corto plazo, inspirada por la inmediatez política más que por la preocupación de alcanzar soluciones sostenibles. Concediendo al adversario una victoria simbólica, esta desarma a nuestra sociedad tanto como la protege, amenazando nuestras libertades individuales y los derechos colectivos.

  • Las guerras perdidas de Hollande y Sarkozy

    Por
    Nicolas Sarkozy, David Cameron y el presidente del Consejo de Transición de Libia en Bengasi en septiembre de 2011. © Reuters Nicolas Sarkozy, David Cameron y el presidente del Consejo de Transición de Libia en Bengasi en septiembre de 2011. © Reuters

    Francia está en guerra desde hace más de cuatro años, sin una estrategia, con pocos recursos y pobres resultados. Tener que hacer frente a fanáticos listos para inmolarse en París con la idea de matar al mayor número de personas posible no les absuelve de sus propias contradicciones.

  • El miedo es nuestro enemigo

    Por
    Delante de la sala Bataclan, el sábado por la noche. © Thomas Cantaloube Delante de la sala Bataclan, el sábado por la noche. © Thomas Cantaloube

    El viernes 13 de noviembre toda una sociedad fue el objetivo del terrorismo: nuestra Francia, hecha de diversidad y pluralidad, de encuentros y mezclas. Esta es la sociedad abierta que el terrorismo querría cerrar, silenciar por el miedo.

  • Caso Bettencourt : un proceso contra el periodimo

    Por

    Tres periodistas de Mediapart y dos del semanal Le Point comparecerán esta semana en Burdeos por « violación de la intimidad de la vida privada », tras la revelación de las grabaciones clandestinas que dieron origen al affaire Bettencourt. Este proceso judicial pone entre las cuerdas al derecho de información. En ningún momento Mediapart ha sido acusado de difamación en el transcurso del caso Bettencourt. 

  • Un plan B para Europa

    Por Varufakis, Mélenchon, Fassina, Lafontaine Y Konstantopoulou

    El francés Jean-Luc Mélenchon, el italiano Stefano Fassina, los griegos Zoe Konstantopoulou y Yanis Varoufakis, junto al alemán Oskar Lafontaine, unen sus fuerzas para organizar una cumbre internacional capaz de gestar una alternativa a la política comunitaria. Esta conferencia podría tener lugar el próximo mes de noviembre. 

  • La hipocresía francesa, el ejemplo alemán

    «Refugiados, bienvenidos»: una pancarta en un estadio de fútbol alemán, este fin de semana. © dr «Refugiados, bienvenidos»: una pancarta en un estadio de fútbol alemán, este fin de semana. © dr

    Mientras Francia se niega a poner en marcha medidas a la atura de la magnitud de la crisis de refugiados, Alemania, donde la derecha y la izquierda apuestan por una activa pedagogía política, reivindica acoger a cientos de miles de personas.

  • La UE y el derecho a la vida de los Otros

    Por y Javier De Lucas

    El mensaje, simplista y maniqueo, pero terriblemente eficaz, insiste en presentarnos a la "fortaleza Europa" como una ciudadela asediada, y a nuestros gobernantes como los arriesgados héroes que nos defienden contra un "peligro mortal": las "avalanchas" de inmigrantes y refugiados, amenaza para la estabilidad de la UE, para el sostenimiento de nuestro bienestar, nuestro estilo de vida, nuestros valores.