En la “ruta libia”, los pasadores de migrantes están cada vez mejor organizados

Por ELISA PERRIGUEUR

Los rescates continúan en el Mediterráneo, entre las aguas de Libia e Italia. El pasado domingo, la ONG española Proactiva Open Arms, con el apoyo de MSF, rescató a más de 250 migrantes. En 2017, el 94% de los migrantes llegados a suelo italiano accedieron por esta vía libia. Los pasadores se profesionalizan.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

En el río Segura, en el Mediterráneo y Sicilia.- Ellos le hicieron cruzar lo que denomina « el infierno ». Michael, de 26 años, no olvidará a los hombres que repetían a los migrantes: « You are my people ». Esos hombre que le pidieron 2.000 dinares (1.260 euros) para cruzar Libia por etapas, pasando por « Sebha (al sur), Trípoli y, después, Sabratha (noroeste) » entre febrero y junio de 2017. Esos hombre que consideraron que, una vez pagado el “viaje”, se habían acabado las reglas. « Entre dos paradas, me encerraron durante dos meses y me golpearon con una porra, querían que mi familia (desde mi país) les pagase, además del dinero acordado, 1.000 dinares más (630 dinares) para liberarme ». Se le acelera la voz, su mirada se pierde y se le tensan las manos. « Cuando habíamos embarcamos todos en una lancha con otros 100 migrantes, apenas unos metros después, nos pidieron más dinero y trataron de quitar el motor ». A día de hoy, los pasadores, esos hombres odiados por Michel, influyen en el flujo de personas que quieren llegar a Europa por el Mediterráneo. Son esos pasadores quienes coordinan el itinerario, deciden el trato (o incluso la muerte) de los migrantes que toman la peligrosa “ruta libia”.