El ventajoso trabajo oculto del candidato Fillon

Por

François Fillon es, desde 2012, consultor senior y miembro del comité estratégico del grupo Ricol Lasteyrie, que aconseja a empresas del CAC40 y a multinacionales. Un empleo que el candidato de la derecha nunca ha declarado públicamente. Un trabajo por el que ha percibido, al menos, 200.000 euros en los últimos cuatro años y medio. A día de hoy, Fillon no ha renunciado a este cargo. 

Artículo en acceso libre. Descubre y lee todo en Mediapart Abonarse

François Fillon guarda un secreto que está a punto de convertirse en su peor enemigo. En la primavera de 2012, cuando dejó Matignon [residencia del primer ministro francés], el diputado por París pasó a ser –con enorme discreción– asesor senior del CAC 40 [índice bursátil francés] y de multinacionales (Air France, Alstom, BPCE, EDF, Engie, Altran...). Desde entonces también es miembro del comité estratégico, encargado de reflexionar sobre el destino de la empresa. François Fillon nunca lo ha declarado públicamente.

El candidato a las presidenciales, en el momento de escribir estas líneas, no había renunciado al ejercicio de esas funciones en el seno del grupo Ricol Lasteyrie que le ha reportado desde hace cuatro años y medio importantes emolumentos. El vencedor de las primarias de la derecha percibe anualmente entre « 40.000 y 60.000 euros », según el dirigente René Ricol, entrevistado por Mediapart en la mañana del 1 de febrero. O lo que es lo mismo, cobra unos 200.000 euros por « labores de asesoramiento » que, de momento, no quedan demasiado claras.

François Fillon y René Ricol durante un comité interministerial en Matignon, mayo de 2010. © Reuters François Fillon y René Ricol durante un comité interministerial en Matignon, mayo de 2010. © Reuters

Preguntado por la naturaleza de las tareas del ex primer ministro, René Ricol declara: « François Fillon nos ha ayudado a reflexionar sobre los desafíos de la globalización ».

Las cantidades las cobra a través de una sociedad de asesoría creada por François Fillon, llamda 2F Conseil, según el diario Le Monde. Su empresa de asesoría abarca un amplio espectro, según figura en los estatutos, consultados por Mediapart: « La Sociedad tiene por objeto, tanto en Francia como en el extranjero, directa o indirectamente: el asesoramiento, la asistencia, la formación, la realización de estudios, de investigaciones, análisis o prestaciones, en todos los ámbitos, sobre todo en el de las finanzas, del derecho, de la economía, de los asuntos privados, públicos, del comercio, de la educación, del medio ambiente, de la organización, de la dirección, de la gestión comercial y administrativa ».

Si bien François Fillon se ha visto obligado a reconocer sus actividades de asesoría, que le han reportado en total casi 600.000 euros netos en cuatro años y medio, tal y como reveló Le Canard enchaîné, siempre ha evitado revelar la identidad de sus clientes. Y con razón: sus actividades pueden provocar importantes conflictos de intereses a un hombre que pretende convertirse en presidente de la República.

François Fillon conoce bien a su “empleador” René Ricol, ya que éste fue el encargado de distribuir los miles de millones del gran préstamo cuando Fillon estaba en Matignon. Además, le hizo entrega personalmente de la Legión de Honor.

Cuando el candidato de la derecha a las presidenciales creó su empresa de asesoría, del que es socio único, en junio de 2012, días antes de convertirse en diputado, la domicilia en la sede del despacho de René Ricol, en París. « No tenía local en París, apenas fue durante unos meses », asegura René Ricol.

¿Por qué recurrir al ex primer ministro para este puesto generalmente destinado a dirigentes de empresa en el ocaso de su carrera, ávidos por seguir maximizando sus redes? Según el gabinete Ricol, no fue por los contactos del ex primer ministro. « No nos ha traído ningún cliente y nunca ha puesto una mano en nuestro negocio », precisa el dirigente de una empresa que tiene entre sus clientes a marcas como L’Oréal, Alstom, EDF, LVMH, Veolia, Thales, Danone, PSA, Bouygues, Altran, BPCE, la Poste, HSBC, Orange...

Entonces, ¿en concepto de qué cobraba Fillon? « Con la globalización, nos hicimos preguntas sobre la estrategia del gabinete con relación a clientes cada vez más demandantes de estrategias en todo el mundo. François Fillon nos ha ayudado a reflexionar sobre el asunto », justifica René Ricol para quien el ex primer ministro ha « hecho el trabajo ».

Tres años después de contratar a Fillon como asesor senior, el gabinete de asesoría decidía acercarse el gigante Ernst&Young, uno de los pesos pesados del sector. « Él nos ayudó a reorientarnos en esa dirección y ahora estamos llevando a cabo dicho acercamiento », confía René Ricol, quien insiste en defender la congruencia de los pagos a François Fillon, ya en el punto de mira por los empleos ficticios de su mujer Penelope y de sus hijos. Hay una explicación que da que pensar: fuentes conocedoras del sector, consultadas por Mediapart, dicen estar sorprendidos por la utilidad de un ex jefe de Gobierno en este tipo de estrategias.

Según el gabinete Ricol, el consultor de lujo Fillon recibía una remuneración que se encuentra « en la media de lo que perciben nuestros asesores senior », de los entre cuatro y seis con los que cuenta el gabinete. « No es mucho, si Fillon hubiese querido ganar dinero se habría ido a la banca », opina René Ricol.

La ventaja de este estatus de senior senior es que es « especialmente flexible », detalla un consultor. « No conlleva obligación alguna de estar presente, nos dedicamos a la asesoría. No lleva necesariamente demasiado tiempo ».

Según René Ricol, Fillon, que carecía de despacho en la empresa, asistió « a alrededor de una treintena de reuniones » desde que comenzó esta colaboración, en 2012. El pasado 30 de enero, al candidato de la derecha a las presidenciales se le esperaba en la sede de la consultora, pero finalmente no acudió. Ese día, el asesor Fillon declaraba ante la Policía con relación al supuesto empleo ficticio de su mujer Penelope.

« De todos modos, teníamos en mente acabar con esta colaboración, aunque todavía no hemos recibido su carta de renuncia », explica René Ricol cuando apuntamos que desde hacía meses su asesor no disponía de mucho tiempo para dedicarles, dado que era candidato a las presidenciales.

A raíz del caso Cahuzac, los diputados tienen que declarar escrupulosamente sus relaciones de intereses y las actividades que llevan a cabo ajenas a su mandato. Astutamente François Fillon, al situarse detrás del parapeto de su empresa de asesoría, evita decir quiénes son sus verdaderos clientes. Una posición difícilmente sostenible cuando se aspira a las más altas funciones del Estado.

Versión española : Mariola Moreno, infoLibresocio editorial de Mediapart. Edición Irene Casado Sánchez.

Si vous avez des informations à nous communiquer, vous pouvez nous contacter à l’adresse enquete@mediapart.fr. Si vous souhaitez adresser des documents en passant par une plateforme hautement sécurisée, vous pouvez vous connecter au site frenchleaks.fr.

Continùa leyendo en Mediapart Acceso ilimitado al periódico participación libre en el club Abonarse