El último secreto del ‘caso Greenpeace’

Por

El hombre que hundió el Rainbow Warrior ha roto por fin su silencio. 30 años después del atentado cometido por los servicios secretos franceses contra el buque insignia del movimiento ecologista Greenpeace –que llevaba a cabo una campaña en contra de los ensayos nucleares en el Pacífico–, el coronel Jean-Luc Kister se explica en una entrevista concedida a Mediapart. Estas declaraciones acompañan a su intervención en la televisión pública de Nueva Zelanda donde ha presentado sus excusas y ha pedido perdón a la familia de Fernando Pereira, el fotógrafo que perdió la vida como consecuencia de la explosión del navío.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.