Mundial, lo que las televisiones brasileñas no emiten

Por

La sesión inaugural del Mundial estuvo marcada por los insultos dirigidos contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff y Joseph Blatter, de la FIFA. Sin embargo, la manifestación espontánea de un joven indígena guaraní, que reclamaba las tierras de sus ancestros, fue meticulosamente silenciada por todas las televisiones.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Rio de Janeiro, de nuestra corresponsal.   Había salido escaldada, tras los sonoros pitidos que recibió el año pasado durante la ceremonia inaugural de la Copa Confederaciones, por lo que la presidenta Dilma Rousseff lo tenía claro : la ceremonia de inauguración del Mundial sería de perfil bajo. Ni ella ni el impopular Joseph Blatter, presidente de la FIFA, pronunciarían discurso alguno, un hecho inédito en la historia del Mundial. Sin embargo, no ha bastado.