China: las consecuencias (humanas) de la fiebre inmobiliaria

Por ELODIE GOULESQUE

A mediados de los años 80, China inició un acelerado proceso de urbanización con el objetivo de alcanzar un nuevo nivel de apertura y desarrollo económico. Entre 1978 y 2013, la población urbana del país se ha multiplicado por cuatro. Una fiebre inmobiliaria que ha pasado factura a parte de la población. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestra corresponsal en Pekín (China).- Todos visten el mismo uniforme azul marino, pero nadie sabe quiénes son. Cuando Chang Xi Yun, que lleva a su bebé en el regazo, intenta salvar el batallón de « guardias de seguridad » para acceder a su casa, le impiden el paso. A sus espaldas, retroexcavadoras y obreros avanzan en la demolición de decenas de casas, incluida la de Xi Yun. Ella no lo sabía.