La corrupción, también en el mundo del atletismo

Por Federico Franchini

Chantaje y dopaje a escala internacional. Medallistas olímpicos extorsionados por máximos responsables de la federaciones. Nos adentramos en la investigación que dirige la Agencia Mundial Antidopaje.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Tras el escándalo de la FIFA, estamos ante una situación inédita en la historia del deporte internacional. El pasado 4 de noviembre, la justicia francesa imputaba al expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés), el senegalés Lamine Diack, en el cargo hasta el pasado mes de agosto, acusado de corrupción pasiva y blanqueo agravado. Las autoridades investigan si cobró al menos 200.000 euros a la Federación Rusa de Atletismo (ARAF) por ocultar casos de dopaje. Simultáneamente, se registraba la sede de la IAAF de Mónaco y resultaban imputados dos exresponsables de la Federación Internacional: el asesor jurídico del presidente, Habib Cissé, y el exresponsable de la comisión médica y antidopaje, Gabriel Dollé.