Jerusalén: la escalada podría no haber hecho más que empezar

Por

Los jóvenes palestinos no se enfrentan a la policía israelí sólo para protestar contra la prohibición de acceder a la mezquita de Al-Aqsa, también lo hacen para denunciar las políticas de ocupación de Netanyahu puestas en marcha en la última década. Su ira se dirige igualmente contra los dirigentes palestinos, desacreditados e incapaces de encontrar una respuesta a la estrategia del Estado Mayor del Ejército de Israel.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

¿Hasta dónde llegará la escalada de violencia? En Jerusalén, los continuos enfrentamientos entre manifestantes palestinos y policías israelís acaban de provocar 500 heridos en tres días. Desde las revueltas de finales de la década de 1980 y principios de los años 2000, la Ciudad Santa no se había visto envuelta en una ola de violencia semejante.