Brasil multa a Zara por irregularidades laborales en sus proveedores

Por y daniel RÍOS

Inditex niega haber sido sancionada con una multa de 246.000 euros y asegura que el informe de la Inspección de Trabajo brasileña « contiene importantes inconsistencias », por lo que ha recurrido. La empresa ya tuvo que comprometerse en 2011 a invertir 1,4 millones de euros para acabar con las prácticas de trabajo semiesclavo que llevaban a cabo algunos de sus proveedores en Brasil.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Las malas prácticas de sus proveedores brasileños le vuelven a costar a Zara un disgusto. La cadena de tiendas, punta de lanza de la multinacional Inditex liderada por el empresario Amancio Ortega, ha sido sancionada con 838.000 reales brasileños –poco más de 246.000 euros– por incumplir el acuerdo al que llegó en 2011 con el Ministerio Público de Trabajo carioca (el equivalente a la Inspección de Trabajo) para mejorar las condiciones de trabajo en algunas de sus empresas suministradoras. Así lo denuncia la ONG Repórter Brasil y varios medios del país, si bien la multinacional niega esta sanción y asegura que se trata de « un procedimiento puramente administrativo » que ya ha recurrido.