El tren accidentado en Galicia circulaba sin el sistema de frenado automático

Por y Fernando Varela

El Alvia 01455 que el 24 descarriló en una curva de Santiago de Compostela no estaba utilizando el sistema europeo de frenado automático de emergencia conocido como ERTMS. No lo usaba este tren ni ningún otro Alvia de sus características porque los sistemas tecnológicos instalados en ellos no se comunican correctamente con los situados en la vía. El ministerio de Fomento destaca que funcionaba el sistema de frenado ASFA digital.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El Alvia 01455 que este miércoles 24 de julio descarriló en una curva de Santiago de Compostela, provocando la muerte de al menos 78 pasajeros, no estaba utilizando el sistema europeo de frenado automático de emergencia conocido como ERTMS. No lo usaba este tren ni ningún otro Alvia de sus características porque los sistemas tecnológicos instalados en ellos no se comunican correctamente con los situados en la vía, según han confirmado a infoLibre fuentes tanto de Renfe como de Adif (Administrador de Infraestructuras ferroviarias). El Ministerio de Fomento admite este hecho, pero destaca que el accidente se produjo en un tramo donde ya no está instalado el ERTMS y se utiliza un sistema alternativo, el ASFA digital.

Este mal funcionamiento se viene produciendo desde la inauguración de la línea, en diciembre de 2011, sin que hasta la fecha ni Adif, ni Renfe ni Fomento hayan revelado que el sistema de seguridad más usado en las líneas de alta velocidad en España no se está utilizando en los trenes que unen Madrid con Santiago. La falta de ERTMS obliga al tren a usar el sistema alternativo ASFA digital y limita sus prestaciones de velocidad.

Por el contrario, según fuentes de Fomento, los trenes Avant, que Renfe describe como de alta velocidad específicamente diseñados para viajes cortos y que en el caso de esta línea unen Ourense y A Coruña a través de Santiago, sí utilizan correctamente el sistema ERTMS.

Fuentes del Adif, del que depende el trazado, aseguran que el sistema ERTMS es capaz de regular la velocidad de los trenes para asegurarse de que va a tomar a velocidad adecuada los tramos de vía situados varios kilómetros por delante del punto en el que se encuentra. No está claro, sin embargo, si esta tecnología hubiese evitado el accidente del Alvia 01455 en el caso de que el tren lo estuviese utilizando, porque el ERTMS se acaba en el kilómetro 80,1 y la curva está situada cuatro kilómetros más tarde, en el punto kilométrico 84,2. El Ministerio de Fomento destaca, precisamente, que « la instalación del ERTMS finaliza cuatro kilómetros antes del lugar donde descarriló el tren ».