Con Trump, el Partido Republicano sucumbe al culto de la personalidad

Por ALEXIS BUISSON

Cuatro años después de su elección, Donald Trump se ha hecho con el control del Partido Republicano, que acaba de celebrar su convención nacional. Poco queda de las voces más moderadas, ahora silenciadas o ausentes.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

New York (Estados Unidos).- Noviembre de 2012. El Partido Republicano está en pleno descalabro. Mitt Romney, candidato contra Barack Obama, acaba de ser derrotado por el presidente saliente. Los dirigentes republicanos piden un « informe de la autopsia » para averiguar por qué no lograron ganar la mayoría del voto popular en cinco de los últimos seis escrutinios.