La complicada aritmética de gobierno de Antonio Costa

Por

El líder de los socialistas portugueses, Antonio Costa, encargado oficialmente esta semana de formar Gobierno, se enfrenta a una compleja ecuación política y presupuestaria.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Siete semanas después de la celebración de las elecciones legislativas del 4 de octubre y 15 días más tarde de la caída del Ejecutivo, integrado por una coalición minoritaria de centroderechas, el presidente de la República Portuguesa se ha resignado a confiar la labor de formar Gobierno a Antonio Costa, secretario general de un Partido Socialista muy castigado en las urnas. Este Ejecutivo, también en minoría, cuenta con el apoyo en el Parlamento de las otras dos formaciones de izquierdas, el Bloco y el Partido Comunista. El Gobierno de Costa, que se sustenta en un andamiaje político inestable, debe hacer frente de inmediato a una ecuación presupuestaria complicada.