François Maspero, una vida de resistencia

Por

François Maspero falleció el sábado 11 de abril en su domicilio en París. Tenía 83 años. Tras de sí, una vida de editor, librero, escritor y traductor. Una vida de resistencia contra las injusticias y las imposturas. Para Mediapart, es más que la pérdida de un amigo, es la pérdida de una figura paterna, protectora e inspiradora.

Artículo en acceso libre. Descubre y lee todo en Mediapart Abonarse

François Maspero falleció el día del 70 aniversario de la liberación de Buchenwald, el campo de concentración donde su padre, el sinólogo Henri Maspero, murió el 17 de marzo de 1945. François tenía la habitud de escribir y de comentar que su segundo nacimiento se remontaba al 28 de julio de 1944, el día que los nazis arrestaron a su padre y su madre, Hélène –la única que consiguió volver. « Sí, pero de un segundo nacimiento a la muerte. Tenía 12 años y medio », insistía a finales de 2014, en una de sus últimas entrevistas.

La muerte temprana no sólo se llevo a su padre, también a su admirado hermano, Jean. Nacido en 1925, fue una figura heroica de la resistencia y confidente de François. El 8 de septiembre de 1944 fue asesinado en un combate tras unirse al ejercito americano como traductor voluntario. Durante nuestra última cita, hace algunas semanas, me volvió a confiar que durante los veranos de 1944 y 1945, había vivido el día más bello y más triste de su vida. El más bello gracias a la liberación de París, el levantamiento popular del 19 de agosto de 1944; el más triste con el fin de la Guerra Mundial, el 8 de mayo de 1945, que le legaba la ausencia de su padre y de su hermano.

Cuanto más avanzaba en edad, François Maspero reivindicaba con más fuerza el término « miembro de la resistencia » para autodefinirse. Lejos de las quejas que llevan a posturas de victimización, esas que a menudo ignoran a los otros y al presente, él transformó su tragedia familiar en una inyección de acción y compromiso, siempre fidel a las negativas esenciales. Vendedor de libros bajo la insignia « La joie de lire », editor autónomo, escritor y traductor; a pesar de la diversidad de sus actividades, nunca dejó de seguir y continuar los trazos originales de su vida.

Durante la misma entrevista a finales de 2014, a la pregunta «¿Es su historia familiar el germen de todo?», él respondió sin rodeos: « Si, pienso en todo aquello que viví cuando era muy, muy joven. Entonces estaba más o menos al corriente de las actividades de mi familia, quizás más que menos, incluso quizás un poco demasiado. Solo tenía 12 años cuando participaba en acciones de resistencia. Recibí muchos golpes, pero eso está bien. Porque hay algo que siempre digo y repito, no soy una víctima y nunca me he considerado como tal. Sabía muy bien lo que era mi familia, me sentí muy orgulloso y todavía me siento así cuando pienso que mi hermano, a los 19 años, mató a tres oficiales alemanes en la calle ».

Esta entrevista concedida al periódico lionés, Bron Magazine (leer aquí), acompañaba el preestreno de una película dedicada a su persona, François Maspero, los caminos de la libertad. Su última aparición pública, como recuerda en su blog de Mediapart su amigo Marcelo-Francis Kahn, el último de nosotros que le vio con vida, tuvo lugar en la proyección parisina, el 24 de marzo, de este documental llevado a cabo gracias a voluntad infatigable de Bruno Guichard, el responsable de ‘La Maison des Passages’ en Lyon. Este documental fue precedido, en 2009, por una exposición (leer aquí) y un libro en el que colaboré (leer La Fidélité Maspero), en honor a François Maspero un hombre que, para todos nosotros, en la diversidad de nuestros caminos, de nuestros oficios y nuestros compromisos, era « nuestro aliado sustancial ».

François Maspero, Les Chemins de la liberté - Bande-annonce 2014 © LES FILMS DU ZEBRE

Más allá de la amistad, François Maspero era, para Mediapart, una figura tutelar, a la vez protectora e inspiradora, recordándonos que los combates no se ganan sin heridas y que, cuando no se cede sobre lo esencial, se gana siempre. Le debíamos nuestro logotipo, este vendedor ambulante de periódicos, pilluelo de las calles y de las rebeliones, la transformación del papel a la prensa digital a partir del símbolo de su editorial, conservado por la casa que le sucedió, ‘La Découverte’. Cuando, en septiembre de 2014, Mediapart logró captar a 100 000 abonados decidimos comenzar nuestro "live" mensual con una conversación con François. Simplemente para blandir la tradición que reivindicamos y que pensamos defender en esta modernidad:

François Maspero : " Aller au-devant du monde " © Mediapart

Continùa leyendo en Mediapart Acceso ilimitado al periódico participación libre en el club Abonarse