La cara oculta del modelo sueco: la burbuja inmobiliaria

Por

El precio de la vivienda ha aumentado un 232% en Suecia en los últimos 20 años. La burbuja, alimentada por las « reformas », se encuentra a punto de explotar. Un escenario especialmente inquietante en un país que, sin embargo, es considerado como un modelo. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Suecia es un país modelo para un buen número de dirigentes europeos y especialmente para Francia. Aprovechando el viaje que el primer ministro sueco Stefan Löfven efectuó a París el 31 de julio de 2017, Emmanuel Macron defendió dicho modelo. « Siempre he considerado que, en lo que algunos han podido llamar el modelo sueco, había una verdadera fuente de inspiración en varios aspectos », dijo el presidente de la República. De hecho, algunas medidas, como la contribución global única del 30% sobre los ingresos del capital o la futura jubilación por puntos, se inspiran directamente en el país nórdico. Y es verdad que Suecia tiene razones para ser un país envidiado: su tasa de paro es del 6,7% de la población activa, registró un crecimiento del 2,5% anual en el tercer trimestre y la deuda pública ha caído hasta el 42,2%.