Falsa calma chicha en Europa

Por

Desde la pasada primavera, las preguntas incómodas se han visto relegadas a un segundo plano para no perturbar las elecciones alemanas. No parece que esta situación continúe así durante mucho más tiempo. Grecia, Portugal, España, Italia... no hay nada resuelto. Pronto se darán cuenta los europeos.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Ha sido un bonito verano. Por primera vez en cuatro años no se ha gobernado Europa en modo pánico. No se han celebrado reuniones a horas intempestivas, ni cumbres agitadas destinadas a tratar de apagar de forma precipitada el incendio, en un extremo u otro de la zona euro.