Un centenar de países entierra el secreto bancario

Por

Bajo la égida de la OCDE, 93 Estados han anunciado su intención de intercambiar de forma automática información fiscal antes de 2018. Paraísos fiscales intocables hasta la fecha están dispuestos a luchar contra el secreto bancario. No obstante, los ricos defraudadores todavía cuentan con algunas alternativas.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Hace apenas un año, nadie habría apostado por este anuncio sobre la lucha contra la evasión fiscal : los gobiernos se comprometen a poner en práctica el intercambio automático de información a partir de 2017. Hace dos años, se habría considerado simple y llanamente inconcebible. Sin embargo, el pasado miércoles 29 de octubre, en Berlín, 93 países se comprometieron a compartir de forma automática, en 2017 o 2018, información fiscal. Y, por ende, esto supone asestar un golpe muy importante al secreto bancario y al fraude fiscal. En efecto, el intercambio automático de datos es la herramienta más útil en materia de transparencia fiscal. Hace años que las asociaciones de lucha contra el fraude lo consideraban uno de los objetivos fundamentales.