El Tribunal Supremo alemán desarma al Banco Central Europeo

Por

A diferencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Karlsruhe estima que la política monetaria del BCE no respeta todos los tratados y le ha dado un ultimátum de tres meses para rectificar. Esta catastrófica decisión sacude a la Unión Europea y a la zona euro, en el peor momento posible.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Con unas pocas frases, el Tribunal Supremo alemán de Karlsruhe ha minado este 5 de mayo toda la política del Banco Central Europeo (BCE). Justo en el peor momento, cuando la institución monetaria aparece como el único pilar sólido de la zona euro para afrontar la crisis sanitaria y económica provocada por la Covid-19, los jueces constitucionales alemanes han desestabilizado al BCE de forma permanente.