«Chalecos amarillos»: la responsabilidad de la izquierda

Por

El mejor aliado del poder frente a los « chalecos amarillos » es la extrema derecha, cuya acción antisemita y racista arruina las exigencias democráticas y sociales del movimiento. La responsabilidad de la izquierda es, a partir de ahora, decisiva para evitar este frente a frente mortífero. Pues, a fuerza de divisiones y precauciones, la izquierda corre el riesgo de perderse este acontecimiento.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Cualquier complacencia vis-à-vis de las tentativas de la extrema derecha antisemita, racista y xenófoba, de anexar y desviar el movimiento de los « chalecos amarillos », anuncia la ruina de sus exigencias sociales y democráticas iniciales. Partido de la desigualdad natural, de la defensa de las jerarquías entre humanidades, orígenes, condiciones, culturas, religiones, sexos y géneros, la extrema derecha es el enemigo de aquello que constituye el motor inicial de la cólera de la movilización: una demanda radical de igualdad ante la injusticia fiscal y contra el despojo político (lea nuestro artículo en francés La batalla de la igualdad - La bataille de l’égalité).