Constitución: una reforma poco eficaz

Por

Con una escueta mayoría, la Asamblea Nacional dio su visto bueno al artículo 2 que inscribe la retirada de la nacionalidad a los franceses condenados por terrorismo en la Constitución francesa. Parecía que el bricolaje gubernamental, criticado tanto por una parte del Partido Socialista como por los Republicanos, no podría alcanzar tan fácilmente el apoyo de tres quintas partes del Congreso, requisito indispensable para sacar adelante la reforma de la Carta Magna. Sin embargo, tras la votación del pasado miércoles en la Asamblea, la reforma constitucional sigue su curso. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Hace algunas semanas, no osábamos creer que un gobierno francés podría restablecer el estatus de apátridas. A día de hoy, estamos en el corazón del debate. Un momento esencial, especialmente para aquellos que se oponen al proyecto. El Gobierno, por su parte, no ve ningún problema en esta reforma, poco importa el artículo 15 de la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece que « todo individuo tiene derecho a una nacionalidad ».