Piketty y la Legión de Honor: la amnesia del poder

Por

El caso de Piketty, el economista que renunció a la máxima distinción de Francia en protesta por las políticas de austeridad, pone al Gobierno de Hollande cara a cara con sus propias contradicciones. No es la historia de un hombre que rechaza una medalla, sino de un jefe de Estado que no es capaz de cumplir su palabra.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Artistas, sabios... personajes públicos que rechazan la Legión de Honor los hay a decenas, y por razones diversas. La independencia, como Edmond Maire, el antiguo líder del sindicato CFDT ; la protesta, como la investigadora Annie Thébaud-Mony en 2012 ; el enfado, como Hector Berlioz, a quien el Estado debía dinero ; la resignación como el diseñador Jacques Tardi en 2013 o Georges Brassens en su tiempo. Claude Monet, Georges Bernanos, Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Albert Camus, Georges Sand, Pierre Curie... cada rechazo tiene su anécdota.