Le Pen pelea pero no logra dar la talla ante un Macron que sobresale sin demonizarla

Por y

El presidente en funciones y la candidata de extrema derecha debatieron el miércoles por la noche durante casi tres horas en el único cara a cara de las presidenciales francesas. Sus intercambios de argumentos, a menudo corteses, técnicos y despolitizados, revelaron qué hay detrás de los dos candidatos clasificados para la segunda vuelta.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

La palabra no fue pronunciada ni una sola vez. El miércoles 20 de abril, durante casi tres horas de debate con Marine Le Pen, Emmanuel Macron logró el tour de force de no mencionar nunca a la extrema derecha. Como ha hecho desde el inicio de la campaña entre las dos vueltas, el presidente saliente atacó a la candidata del Rassemblement National (RN) como una adversaria política ordinaria, "proyecto contra proyecto". Al final de la emisión, solo recordó que luchaba contra sus "ideas", su "partido y su historia", antes de añadir: "Pero te respeto".