Amazon seguirá sin pagar impuestos en Europa

Por

El rey del comercio electrónico, maestro de la optimización fiscal, ha anunciado que declarará en cada país los productos que vende. Toda un golpe de efecto que no repercutirá en las arcas públicas.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Es una señal. Una bonita señal, pero nada más que una señal. La semana pasada, Amazon anunció que sus filiales europeas iban a declarar sus cifras reales de negocio en los países donde venden sus productos. Adiós a los resultados mutilados, maquillados gracias a la agrupación de las ventas en Luxemburgo, un país con una fiscalidad tan proclive a los acuerdos fiscales de las multinacionales. ¿Abandonará Amazon el pelotón de lo que Mediapart denomina los “intasables” y del que es buque insignia? Es poco probable.