Reino Unido se juega su futuro en la Unión Europea

Por

Si resulta reelegido, David Cameron se ha comprometido a convocar antes de 2017 un referéndum sobre la permanencia de Gran Bretaña en la UE. No obstante, su proyecto –dirigido más bien a contrarrestar el auge de los independentistas de UKIP– es frágil. En cambio, el laborista Ed Miliband rechaza realizar una consulta a corto plazo. Entretanto, la Comisión Europea intenta reaccionar.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

« El reto europeo no es una prioridad para la mayoría de los ciudadanos. Se habla de sanidad, de educación, de empleos. Después del 7 de mayo, si llegamos al poder, no vamos a pasarnos los dos primeros años de mandato organizando un referéndum que solo interesa a una minoría de los británicos. Queremos reactivar la economía, ayudar a los que más lo necesitan. Es cuestión de prioridades ». Jude Kirton-Darling es una joven eurodiputada del Partido Laborista, la formación de Ed Miliband que puede alzarse con la victoria en la noche del 7 de mayo. A preguntas de Mediapart, esta eurodiputada, que procede del mundo sindical, se desmarca del debate que estremece a los funcionarios europeos –y un poco menos, quizás– a los electores británicos: la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea o "Brexit" (British exit).