El resultado del referéndum anti-refugiados ¿debilita el sueño xenófobo de Orbán?

Por y

La participación en la consulta celebrada este domingo en Hungría no alcanzó el umbral del 50%. Los electores estaban llamados a las urnas para pronunciarse en contra de la política europea de cuotas de distribución de refugiados. En realidad, hace tiempo que el primer ministro húngaro ha ganado la batalla en Bruselas.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Para el Gobierno de Budapest, se trata simultáneamente de una victoria y de una derrota. El 98,3% de los electores húngaros, que acudieron a las urnas el domingo 2 de octubre, respondía al llamamiento de Victor Orbán y votaban no a la pregunta plebiscitaria: « ¿Aprueba que la Unión Europea pueda imponer el establecimiento en Hungría de ciudadanos no húngaros sin el aval del Parlamento Nacional? ». No obstante, sólo se movilizó el 43,35% del electorado: una participación que se encuentra muy por debajo del umbral del 50% necesario para que la consulta sea válida.