La principal prisión de yihadistas del mundo cae en manos… de yihadistas

Por

El Estado Islámico toma un centro de detención en Siria que obliga a intervenir al Ejército estadounidense: se desconoce el número de presos fugados y cuántos de ellos son yihadistas procedentes de Europa. Días después del combate, se conocía que una operación de las fuerzas especiales de EEUU había acabado con la vida del líder del ISIS, Abu Ibrahim al Hachemí al Quraishi.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Se trata de la mayor operación lanzada por el Estado Islámico desde la caída, el 23 de marzo de 2019, de la pequeña ciudad siria de Baghuz, el último reducto del grupo yihadista, tras dos largos meses de asedio. El asedio comenzó durante la noche del 20 al 21 de enero y tuvo como objetivo principal la prisión de Al-Sina'a, el mayor centro de detención yihadista del mundo, en la ciudad de Hasaka (noreste de Siria). Los atacantes lograron apoderarse de ella y hace una semana aún controlaban una pequeña parte.