Cuando el ex ministro español Rodrigo Rato miente a la justicia

Por

Ministro de economía y vice-presidente de José María Aznar, ex director del Fondo monetario internacional, Rodrigo Rato luego trabajó para tres entidades financieras y fue presidente del consejo de administración de Bankia. Ahora está imputado en la Audiencia Nacional por su gestión al frente de Bankia y resulta que reconoció haber ocultado información al magistrado, como lo revela infoLibre. 

Este artículo es de acceso abierto. La información nos protege Me suscribo

No es muy habitual que un exministro español (1996-2004) y expresidente de una de las principales entidades financieras del país como es Bankia se siente en el banquillo de la Audiencia Nacional como imputado. Pero mucho menos que varias semanas después, el 10 de enero, Rodrigo Rato rectifique su declaración, reconociendo que ocultó información por la que le había preguntado, de forma expresa, el magistrado de la Audiencia Nacional Francisco Andreu.



Rodrigo Rato lorsqu'il dirigeait Bankia. © Bankia Rodrigo Rato lorsqu'il dirigeait Bankia. © Bankia

Este juez, que es el encargado de investigar el denominado caso Bankia por el que permanecen imputados todos los integrantes del anterior consejo de administración de la entidad financiera por los delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida, interpeló durante dos horas y media al expresidente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Y una de esas preguntas, relativa a su amigo, socio y exjefe en Lazard, Jaime Castellanos, logró que Rato se pusiera a la defensiva :



Pregunta : « ¿Cuál es su relación con el señor Jaime Castellanos? »

Respuesta : « Bueno, él es el presidente de Lazard España ».

Pregunta : « ¿Y aparte de que sea el presidente tiene usted alguna relación personal...? »
Respuesta : « Bueno, hombre, lo conozco, lo conocía antes, cuando yo estaba en política en España él era el presidente del Grupo [de comunicación] Expansión. Nos conocíamos desde entonces, y es una persona que conozco, sí, que conozco…si quiere decir socialmente…si le veo... »

Pregunta : « No solo socialmente, si tiene aparte de conocerle personalmente, si tiene algún tipo de relación, de amistad, enemistad, de negocios… »
Respuesta :
« No, no, de ser una relación sería… no de negocios, no tengo…de amistad sí.

 »

Esta última respuesta de Rato, calificada por UPyD como « mentira alevosa », es la que el exministro se ha visto obligado a modificar. Y para eso ha enviado un escrito al magistrado en el que confirma que ocultó sus negocios con el expresidente del Grupo Expansión. Pues en la actualidad mantiene una propiedad junto con Castellanos, al mismo tiempo que hasta el 29 de noviembre ambos fueron administradores de una sociedad. En concreto, y según consta en el Registro Mercantil, Rato y Castellanos fueron socios en la empresa Paracuga S. L, que fue constituida el 30 de octubre de 2009. Por el contrario, el exministro y Castellanos sí forman parte, todavía hoy, de una comunidad de bienes que es propietaria de un local comercial en Alcorcón (Madrid), que está alquilado a terceros.



En su interrogatorio, el juez Andreu trata de conocer si Rato favoreció desde su cargo de presidente del consejo de administración a su antiguo jefe. La documentación que obra en el sumario indica que Bankia, con Rato a la cabeza, pagó 9,2 millones a Lazard por diferentes servicios. Uno de ellos por asesorar a la entidad financiera sobre la salida a Bolsa. Por eso, Andreu se centró en conocer por qué fue elegido Lazard, y no cualquier otra empresa asesora : 
« ¿Quién eligió a Lazard? », preguntó el magistrado.
 « Todas las propuestas las trajo el director financiero y se discutieron en el comité de medios », espetó Rato.


Pero la intervención del abogado denunciante de UPyD, Andrés Herzog, fue clave para poner a Rato entre las cuerdas.

 Pregunta : « ¿Usted trabajó en Lazard? »
 Respuesta : « Trabajé en España con tres entidades distintas, con Lazard, y como asesor internacional del Banco de Santander y en Criteria, de la Caixa.
 » P : « Es decir, trabajó en Lazard… »

  

Y entonces el juez volvió a retomar el interrogatorio :


Pregunta : « ¿Usted tiene algún tipo de intervención? »
Respuesta : « A mí me lo comentaron, y me pareció correcto. Realmente los posibles asesores, cumpliendo el objetivo de que fueran bancos de inversión que no hicieran colocaciones directas, bancos de inversión grandes que tengan presencia en ambos lados del Atlántico, yo conocía a dos, Rosthchild y Lazard. […] Yo no fui quien hizo la propuesta pero sabía a quién me iban a proponer, y si mi hubiera parecido un error, pues lo hubieran dicho… »
Pregunta :  « Un error... », interrumpió el juez. « Un poco... acababa de salir de trabajar de ahí, y como presidente del consejo de administración contrata… Se lo digo antes desde un punto de vista estético, no lo digo desde otro… »

Respuesta : « Sí pero el mundo del que estamos hablando…»
Pregunta : « Usted había podido... »
Respuesta : « Sí, podría haber sido el otro, pero la intención… en este mundo tampoco hay tantos actores y mi presencia o mi pertenencia a Lazard era conocida. » « Por lo tanto yo no estaba, todo el consejo de administración lo sabía. Si hubiera habido alguna visión de un contratiempo de intereses se me hubiera dicho, estoy seguro. Yo ya no tenía ninguna relación con Lazard. »



La vinculación de Lazard España y Rato se hace pública después de que el exministro fuera contratado por la firma franconorteamericana a su salida del Fondo Monetario Internacional (FMI). Rato no respondió a la pregunta realizada por el abogado Andrés Herzog, promotor de la denuncia presentada en nombre de Unión Progreso y Democracia (UPyD), acerca de su sueldo en Lazard. Pero las informaciones periodísticas cifraban el mismo en un millón de euros anuales. Durante este periodo de dos años Rato compaginaba este empleo con dos puestos de asesor : en el consejo internacional del Banco de Santander y en el de Criteria, de la Caixa.



Pero en enero de 2010 el exministro es nombrado presidente de Bankia, y se desliga de sus anteriores empleos. Según la documentación aportada por el propio Jaime Castellanos tras el requerimiento del magistrado, durante el periodo en el que Rato fue presidente de Bankia su amigo y socio Jaime Castellanos cobró más de una veintena de facturas por un importe de 9,2 millones de euros. 



En el sumario consta que la cantidad más alta abonada por la entidad financiera presidida por Rato tiene fecha del 12 de diciembre de 2011. El importe de este trabajo es de 2,7 millones de euros. La segunda factura más elevada tiene fecha del 1 de febrero de 2011, y es por un precio de 2,3 millones de euros. La tercera es de 1,7 millón, y tiene fecha del 20 de febrero de 2012. El 27 de junio de 2011 la Banca Lazard recibió también otros 1,18 millones de euros. Un día antes de que los dirigentes de Bankia aprobaran su salida a Bolsa, apoyándose en un informe de la empresa de Castellanos. El resto de facturas, con importes mucho menores, hacen que el montante total sea de 9,2 millones.

 

Versión francesa: Quand l’ex-ministre espagnol Rodrigo Rato ment au juge

No hay movilización sin confianza
No hay confianza sin verdad
Apóyanos