Bernie Sanders, el insumiso

Por

Bernie Sanders es el hombre de izquierdas al que los demócratas no vieron venir y que tiene en jaque al partido. Este lunes se confirmó que Hillary Clinton ya suma suficientes delegados como para proclamarse candidata oficialmente, pero Sanders seguirá hasta el final. Análisis de su impresionante avance, de sus objetivos y de la amenaza que supone su progreso para el propio Partido Demócrata. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

En el Partido Demócrata, están al borde de un ataque de nervios. Los que apoyan a Hillary Clinton acusan a los partidarios de Sanders de favorecer a Donald Trump contribuyendo a crear una imagen de partido dividido y desunido; en las redes sociales, los que apoyan a Bernie Sanders declaran su odio a Hillary Clinton y amenazan con no votarla en noviembre, en caso de que sea finalmente elegida candidata [este mismo lunes, se confirmó que Clinton ya suma suficientes delegados como para proclamarse candidata oficialmente]; se denuncia la parcialidad de los principales medios de comunicación de la costa Este por dar su apoyo a la exsecretaria de Estado... Unos y otros parecen tener muchos problemas para admitir la profunda división ideológica que los separa, para continuar respetándose y para reflexionar sobre una eventual coalición. Hay miedo y con razón: el Partido Demócrata sigue sin tener claro un nombre, lo hace en el peor momento cuando, enfrente, tiene a Donald Trump.