Ursula von der Leyen, en el ojo del huracán por el fiasco de las vacunas

Por

En los últimos días, las críticas a la presidenta de la Comisión Europea se han intensificado. Se le acusa de gestionar la crisis por su cuenta y de publicar a regañadientes los contratos alcanzados con los laboratorios farmacéuticos.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El belga Philippe Lamberts, a la cabeza del grupo Los Verdes en el Parlamento Europeo, se molesta cuando se le pregunta si Ursula von der Leyen debería dimitir. « Cuando leo algunos comentarios en la prensa, me parece que hay un prejuicio sexista. Se la describe como una control freak [maniaca del control], incapaz de delegar. Sin embargo, cuando un hombre hace eso, alaban sus cualidades de liderazgo. No me gustan esas críticas ». E insiste: « Ha cometido errores de gestión, pero no criticamos por criticar. Cuando algunos Estados miembros tienen dificultades organizativas para distribuir la vacuna o cuando los laboratorios no cumplen con sus obligaciones contractuales, la responsabilidad debe recaer en la Comisión, y en Ursula von der Leyen, a tenor del debate público de algunos Estados miembros ».