El tifón Haiyan: la tempestad que precede a las tempestades

Por

El desastre de Filipinas reabre el debate sobre la relación entre calentamiento global e intensidad de las tempestades.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Coincidiendo con el inicio de la 19ª cumbre del clima, que daba comienzo este lunes en Varsovia, el tifón Haiyan que ha devastado Filipinas ha puesto otra vez sobre la mesa el debate sobre la posible relación entre el calentamiento climático global y la intensidad de las tempestades tropicales. Algunos científicos hacen hincapié en el hecho de que la atmósfera contiene más humedad que en los años 70 y advierten de que el aumento de la temperatura de la superficie de los océanos puede influir en las tempestades : « Los ciclones en formación sacan la mayor parte de su energía de la superficie de las aguas », observa Will Steffen, climatólogo de la Universidad nacional de Australia.