El Gobierno de Aznar ocultó el expediente de registrador de Rajoy

Por y Alicia Gutiérrez, Ramón Pérez Almodóvar

La Dirección General de los Registros y del Notariado escondió en 2001 en un «archivo de seguridad» el expediente de Mariano Rajoy como registrador de la propiedad, donde figura todo su historial de funcionario público de España. En los 32 años transcurridos desde que logró su primer cargo político siempre ha mantenido la titularidad de sucesivos registros.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El Gobierno de José María Aznar dio instrucciones en 2001 a la Dirección General de los Registros y del Notariado del Ministerio de Justicia para esconder en un « archivo de seguridad » el expediente de Mariano Rajoy como registrador de la propiedad. También envió a ese archivo, inexistente hasta entonces, los expedientes de otros dos registradores: Ignacio del Río, entonces concejal de Urbanismo del Partido popular (PP) en Madrid, y José Luis Benavides del Rey, titular del Registro Mercantil Central. La orden, escrita y de carácter interno, fue cursada por la directora general de Registros y del Notariado de aquel momento, Ana López-Monís Gallego. A punto entonces de cumplir 11 años como registrador en servicios especiales –la excedencia concedida a los diputados–, Rajoy cesó el 27 de febrero de 2001 como ministro de Presidencia para asumir la valorada cartera de Interior.