Para la derecha estadounidense, las cincuenta sombras de una derrota

Por HARRISON STETLER

Aunque el Partido Republicano no siga a Donald Trump en su obstinación por negar los resultados de las urnas, su estrategia está lista: tratar de desacreditar al presidente electo e impedirle gobernar por todos los medios.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El próximo 20 de enero, Donald Trump –que instó a sus seguidores a manifestarse el pasado sábado 14 de noviembre–, dejará de ser presidente de Estados Unidos. Derrotado en las urnas, superado en el colegio electoral –que elige al presidente mediante el sistema de compromisarios o grandes electores–, pasará a la historia, junto con George H. W. Bush y Jimmy Carter, como el presidente que en el último medio siglo no logró ser reelegido.