La Corte Constitucional de Guatemala anula la sentencia que condena al exdictador Ríos Montt

Por

Ríos Montt volverá a la prisión, en régimen preventivo, a la espera de que las autoridades judiciales decidan sobre la celebración de un nuevo juicio. El Constitucional de Guatemala ha admitido los recursos presentados por la defensa para destituir al Tribunal de Mayor Riesgo, lo que deja sin efecto todas las actuaciones judiciales desde el pasado 19 de abril.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

La Corte Constitucional de Guatemala ha anulado este lunes 20 de mayo la sentencia que condena al exdictador José Efraín Ríos Montt a 80 años de cárcel por los delitos de genocidio y crímenes contra la Humanidad.

Los cinco magistrados se han reunido este lunes, con varios días de retraso, para analizar el recurso de queja, el petirorio y las dos solicitudes presentadas por la defensa para destituir al Tribunal de Mayor Riesgo por el caso Ríos Montt.

Tras diez horas de deliberación, han decidido por tres votos a favor y dos en contra admitir los recursos por las irregularidades que han salpicado el proceso judicial, lo que deja sin efecto todas las actuaciones judiciales desde el pasado 19 de abril, y supone la anulación de la sentencia dictada por el Tribunal de Mayor Riesgo.

La anulación de la sentencia implica que Ríos Montt volverá a la prisión, en régimen preventivo, a la espera de que las autoridades judiciales decidan sobre la celebración de un nuevo juicio o sobre la designación de un nuevo tribunal para que falle sobre el ya celebrado.

La decisión del Constitucional de Guatemala ha anulado, de este modo, la sentencia absolutoria de ambos cargos dictada por el Tribunal de Mayor Riesgo sobre el exjefe de Inteligencia Militar José Mauricio Rodríguez Sánchez.

80 años de prisión

El pasado 10 de mayo, el Tribunal de Mayor Riesgo condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión inconmutables por la muerte de 1.771 ixiles a manos del Ejército entre 1982 y 1983, el período más sangriento de la guerra civil guatemalteca (1960-1996).

La presidenta del Tribunal de Mayor Riesgo, Jazmín Barrios, declaró a Ríos Montt culpable de los cargos de genocidio, por el que le impuso 50 años de cárcel, y de crímenes contra la Humanidad, con una condena de 30 años de prisión.

Barrios argumentó que resulta « inexplicable » que Ríos Montt permitiera la masacre indígena, y concluye que su objetivo era « la desaparición física del área ixil » a través de « planes elaborados », no de « acciones espontáneas », como argumentaba la defensa. 

No obstante, el Tribunal de Mayor Riesgo decidió absolver de ambos cargos al exjefe de Inteligencia Militar al considerar que « no tuvo injerencia en el campo de operaciones ».