Putin pierde a su aliado iraní en el fragor de la guerra

Por

El líder ruso, ante la inesperada resistencia del pueblo ucraniano, amenazaba con paralizar las negociaciones en curso para resucitar el acuerdo nuclear con Irán. Teherán, contrariado por el anuncio ruso, puede terminar por convertirse a partir de ahora en un socio más difícil para Moscú.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Tres semanas después de lanzar a su Ejército en una ofensiva incierta en Ucrania, Vladimir Putin acaba de sufrir, discretamente, un importante revés diplomático. Su intentona por vincular las recientes sanciones impuestas a Rusia y las impuestas previamente a Irán, que la comunidad internacional está considerando levantar, ha fracasado.