Heineken promete salir de Rusia, pero mantiene la producción de las más de 35 marcas que fabrica en el país

Por Olivier van Beemen

Los empleados llevaban semanas denunciando la hipocresía del grupo, que solo había detenido la producción de la cerveza que da nombre a la compañía. Las ventas de esta cerveza sólo representan un 12% del volumen de negocio local y el 18% de los ingresos.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

La cervecera holandesa Heineken anunciaba este lunes que dejaría Rusia, donde tiene 1.800 empleados, por la guerra en Ucrania. Su negocio “ya no es viable en el entorno actual”, puede leerse en un comunicado difundido por la segunda cervecera del mundo.