La crisis económica violenta, estructural y profunda que se nos avecina

Por

La crisis económica que se avecina tras la crisis sanitaria tiene un potencial devastador al afectar particularmente al sector de los servicios y al redefinir nuevas reglas de funcionamiento del capitalismo. El coste social podría ser muy alto.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

La crisis económica fruto del confinamiento casi mundial ligado a la pandemia del Covid-19 es única por más de una razón. Es una crisis fruto de una decisión política (sin que sepamos, por lo demás, si la ausencia de confinamiento hubiera tenido menores consecuencias), de una violencia inaudita y modificará por mucho tiempo la estructura y funcionamiento del capitalismo contemporáneo. Esta mutación tendrá, como es siempre el caso cuando el capitalismo « se adapta », unas consecuencias sociales, y sin duda políticas, considerables.