El ministro de Hacienda Jérôme Cahuzac (Partido Socialista), que asegura que quiere hacer de la lucha contra el fraude y la optimización fiscal un eje prioritario de su acción de gobierno, ha tenido durante muchos años una cuenta bancaria no declarada en la Unión de Bancos Suizo (UBS) de Ginebra, según una investigación de Mediapart basada en numerosos testimonios y documentos que así lo corroboran.

El propio Jérôme Cahuzac cerró dicha cuenta en 2010, días antes de convertirse en presidente de la comisión de Hacienda de la Asamblea Nacional. Los activos habrían sido transferidos a otro paraíso fiscal, en Asia, según fuentes bien informadas, conocedoras de los hechos.

Jérôme Cahuzac, de profesión cirujano especialista en implantes capilares, es ministro de Hacienda del Gobierno de Ayrault desde mayo pasado, tras salir elegido diputado, por el Partido Socialista, y alcalde de Villeneuve-sur-Lot, en el departamento de Lot-et-Garonne.

Miembro del gabinete del ministro de Sanidad Claude Évin, con el gobierno de Michel Rocard, entre 1988 y 1991, Jérôme Cahuzac estableció en esa época estrechos lazos con la industria farmacéutica. En la actualidad es el encargado de aplicar el rigor presupuestario en los ministerios y simboliza algunos de los aspectos más impopulares de la política económica pretendida por los socialistas, en el poder.