El 'vampirismo' de Macron acaba con los partidos tradicionales

Por y

La primera vuelta de las presidenciales francesas confirma un nuevo orden electoral, estructurado a nivel nacional por el 'macronismo', una extrema derecha en niveles inéditos y una izquierda dominada por su componente rojiverde. Las presidenciales de 2022 han completado el proceso, iniciado en 2017, de apartar del poder a los dos grandes partidos gobernantes de la V República. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Hace cinco años, las elecciones presidenciales representaron un verdadero terremoto en la historia política francesa. La cuestión era saber si se trataba de una fluctuación sin futuro, o si las condiciones políticas establecidas se asentarían con el tiempo, cerrando una década caótica, marcada en particular por el peso sin precedentes de las cuestiones de inmigración e identidad nacional, y la autonomización de un electorado de centro-derecha.