UBS : a la caza de las grandes fortunas

Por

El banco UBS, investigado en Francia por blanqueo de capitales y fraude fiscal, también puso en marcha una división de captación de grandes fortunas en España. Paralelamente a su actuación en Francia, el banco creó un departamento llamado España internacional, dentro de la división Europa.

Artículo en acceso libre. Descubre y lee todo en Mediapart Abonarse

El torneo Roland-Garros siempre ha sido un acontecimiento importante para UBS (el banco de ahorro e inversión antes conocido como la Unión de Bancos Suizos). Desde hace años, el banco suizo alquila un palco muy bien situado, en la pista central para invitar a sus clientes más selectos. Los gestores se pelean por conseguir entradas, pero se cotizan muy caras; más cuanto más se acerca la final del torneo y están reservadas, en primer lugar, para los llamados key clients (clientes VIP) europeos, en la jerga de la banca. Los que tienen un patrimonio superior a los 30 millones de francos suizos.

Con o sin un sitio privilegiado en el palco, son muchos los gestores de UBS que deambulan por los pasillos. El torneo de Roland-Garros es un acontecimiento tanto mundano como deportivo, en el que se dan cita muchos ricos. El banco está tan interesado en esta clientela que terminó por enviar a gestores del departamento de gestión de fortunas (wealth management) directamente desde Suiza, sin ni siquiera informar al respecto a la filial francesa. El objetivo era verse con clientes pero sobre todo debían captar a clientes nuevos.

Sin embargo, este año Roland-Garros ha perdido parte del interés. A pesar de que que el banco ha mantenido su palco en la pista central, UBS se ha quedado sin su afamado terreno de caza después del veto impuesto a los gestores del torneo suizos, en particular, y de Francia en general. El viernes 31 de mayo, UBS France, la filial francesa, fue imputada por complicidad en la comisión de un delito de evasión fiscal y fue declarada testigo asistido (imputado) por blanqueo y fraude fiscal.

La investigación se remonta a abril de 2012, cuando los jueces Guillaume Daïeff y Serge Tournaire abrieron un proceso por la presunta evasión fiscal de UBS en Francia, decisión que supuso la imputación del exdirector general de UBS Francia, Patrick de Fayet, de un exdirigente de la oficina de UBS en Lille y de un jefe de UBS Estrasburgo. Los mismos jueces enviaron a las autoridades fiscales francesas una lista de 353 personas sospechosas de haber tenido una cuenta en Suiza. El fisco francés remitió entonces un escrito de cooperación a los servicios fiscales suizos.

El mundo de la banca ha reaccionado a esta información, como suele ser habitual, con gran discreción. Sin embargo, el asunto supone un seísmo en ese mundo. Habitualmente, en casos así, siempre son algunos responsables « poco cuidadosos o que han roto la confianza de la banca » los que resultan acusados, pero rara vez el banco como persona jurídica se ve salpicado. Es todavía más raro que un banco sea acusado de haber puesto en marcha conscientemente un sistema de evasión fiscal. El último gran caso de este tipo se remonta a 1982, con ocasión de la nacionalización del Paribas francés. Su dirigente Pierre Moussa fue acusado entonces de haber diseñado una red de evasión fiscal que tenía como destino la filial suiza del banco y cuyos detalles estaban recogidos en pequeñas libretas negras. Supuso un escándalo enorme.

 © reuters © reuters

UBS, que ya ha sido condenado en EEUU y en Brasil, está acuso en Francia de los mismo delitos, de la industrialización del fraude de forma masiva y de evasión fiscal. Se cuestiona incluso su organización. Todo estaba diseñado para saltarse las leyes y los países y crear un sistema que le permitiera atraer a los más ricos allí donde quiera que estuvieran, ese famoso 1%, en cuyas manos está el 70% de la riqueza del mundo. 

Sobre el sistema utilizado por UBS se ha escrito numerosos artículos en en MarianneCharlie hebdoLe Monde y, sobre todo, en el libro de Antoine Peillon, Ces 600 milliards qui manquent à la France. Mediapart se centra precisamente en el corazón de la organización y en el mecanismo que le ha llevado a estar imputado por blanqueo : el departamento de organización de eventos, encargado de captar a los más ricos y que es una pieza central del dispositivo que conduce al sistema de doble contabilidad oculta, manuscrita, sobre el que se articulan sus prácticas de evasión fiscal.

Continùa leyendo en Mediapart Acceso ilimitado al periódico participación libre en el club Abonarse

Mediapart ha tenido acceso a casi 9 000 documentos internos de UBS Francia. Este artículo es el segundo de una serie que describe las diversas facetas prácticas del banco y de su casa madre suiza, que dará lugar a la publicación de numerosos documentos todavía inéditos. Exploraremos a la vez las práticas ilícitas por parte de los banqueros suizos en Francia y los procedimientos puestos en marcha para organizar filiales de evasión fiscal. 

Corrección del 3 de junio: el concierto de 2002 no tuvo lugar en la sala Pleyel, sino en el teatro de los Campos Elíseos.