Dassault, Takieddine, Juniac, Gaubert: el álbum de fotos del clan presidencial francés en Colombia

Por y

Artículo en acceso libre. Descubre y lee todo en Mediapart Abonarse

 

Nuestros enviadosespeciales a Colombia

"Aquí, llevamos una vida sana. Hacemos excursiones, deporte, montamos a caballo. No es un lugar infame. No es Saint-Tropez." Thierry Gaubert trata de encontrar una respuesta a la pregunta que todo el mundo se hace. ¿Por qué Nilo? ¿Por qué él, el protegido de Nicolás Sarkozy, ha tenido que elegir un pequeño pueblo colombiano, a 150 kilómetros de Bogotá y a 9.000 kilómetros de París, para construir la mansión de sus sueños, la finca Cactus, en 2001? ¿Por qué, si no fuera para esconderla? Para disimular la propiedad, al mismo tiempo que el dinero negro que sirvió para su edificación y mantenimiento.

La demeure colombienne de T. Gaubert © Mediapart La demeure colombienne de T. Gaubert © Mediapart

La trayectoria profesional de Thierry Gaubert, quien debería ser juzgado próximamente en el marco de un importante escándalo financiero, en Nanterre, cerca de París, está salpicada de misiones financieras ocultas. En septiembre, su esposa Hélène ha hablado con los jueces de sus viajes a Suiza con el negociante de armas franco-libanés Ziad Takieddine, de les entregas de fondos en efectivo a Nicolás Bazire, actual número 2 del gigante de lujo LVMH, durante la campaña presidencial de Edouard Balladur en 1995.

Recordó, de paso, que cuando "iba a Suiza con Ziad Takieddine", su marido "trabajabaen el ministerio de Presupuesto"... bajo las órdenes de Nicolás Sarkozy. Gaubert, Bazire y Takieddine están hoy en día imputados en este caso por el juez Van Ruymbeke.

El 5 de julio pasado, al irrumpir en las oficinas y el domicilio del amigo del Presidente, la policía francesa, que trabaja con el magistrado, va a recolectar una gran cantidad de fotografías: almacenadas dentro de las computadoras, de las cuentas email o de los clásicos álbumes. Dichas fotos, conseguidas por Mediapart, revelan la Colombia secretade Thierry Gaubert. La finca Cactus, sustraída a la curiosidad del fisco desde hace diez años, es sacada a plena luz.

Un huésped de marca,Ziad Takieddine, quien vendrá en dos ocasiones, se puede ver en una de las fotografías, aquí en diciembre del 2002.

Z. Takieddine à droite. © dr Z. Takieddine à droite. © dr

Era lógico que viniese. En la época de esta foto, el negociante de armas, quien contribuyó al enriquecimiento del Sr. Gaubert, se volvió una de las piezas clave del clan Sarkozy en las adjudicaciones de mercados del ministerio de Interior. El mismo Sr. Takieddine invita a menudo en su propiedad del cap d'Antibes, en la Costa Azul, al primer círculodel futuro jefe de estado: además del Sr. Gaubert, sus amigos Dominique Desseigne (el dueño del famoso restaurante parisino Fouquet's), Brice Hortefeux, Pierre Charon y Jean-François Copé.

En 2002, para las fiestas navideñas, la finca Cactus espera la venida de otro hombre clave de esta red política: Olivier Dassault, el hijo del célebre fabricante de aviones, diputado del partido liderado por el presidente (UMP) de la provincia de Oise y administrador de la Socpresse, la sociedad editora del diario LeFigaro. Durante una excursión, Takieddine y Dassault posan alrededor de Thierry Gaubert.

MM. Takieddine, Gaubert et Dassault.  © dr MM. Takieddine, Gaubert et Dassault. © dr

MM. Takieddine et Dassault © drr MM. Takieddine et Dassault © drr

¿Sencillas fotos de senderistas o juego de influencia manifiesto? La pregunta es válida.Como Mediapart ya lo ha relatado, apoyándose en fotografías, Etienne Mougeotte, el director de las redacciones del Figaro, entonces vicepresidente de la cadena TF1, había sido varias veces, él también, el invitado del Sr. Takieddine en cenas organizadas en su residencia parisina, en compañía de Charles Villeneuve, el antiguo presentador y productor de Droit de savoir, un programa de información.

A pesar de sus vínculos, el Sr. Mougeotte había defendido "la objetividad" del tratamiento -o, mejor dicho, la ausencia de seguimiento...- del caso Takieddine en las columnas de su diario.

De hecho, la familia de los dueños del Figaro ya se había relacionado con Takieddine. Invitado a menudo a sus cenas, Thierry Dassault, el hermano de Olivier, director del departamento "multimedia" del imperio familiar, había invertido en la sociedad Gemplus al lado del negociante de armas. "Olivier Dassault es un muy buen amigo, explica Thierry Gaubert. Vino con su mujer y su hijo, y jamás he hecho negocios con él."

Continùa leyendo en Mediapart Acceso ilimitado al periódico participación libre en el club Abonarse

 

Hemos estado en Colombia del jueves 24 al martes 29 de noviembre. Nuestra investigación se llevó a cabo en Bogotá, la capital del país, así como en el pequeño pueblo de Nilo (señalado más abajo por la pequeña figura roja) donde Thierry Gaubert hizo construir su palacio escondido.